Biden promueve plan de transformación de la atención infantil en EU

Visto 96 veces

El presidente estadounidense Joe Biden viaja el viernes a Connecticut para promover la transformación de un programa de atención infantil que quedó a la zaga de la mayor parte del mundo desarrollado.

Como parte de una gira nacional para obtener apoyo a las propuestas de su multimillonaria agenda legislativa, la segunda visita presidencial de Biden a Connecticut se produce en una fase crucial para sus históricos pero controvertidos planes de gasto, que generan oposición en su propio partido Demócrata y en el Republicano.

La Casa Blanca dijo que el presidente se detendría primero en un centro de cuidado de niños en Hartford, para “destacar la importancia de invertir en la atención de los niños para mantener costos bajos para las familias trabajadoras”.

El cuidado de los niños se considera fundamental para la recuperación económica de la pandemia del covid-19, pero Estados Unidos invierte mucho menos en los niños que otras economías comparables.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) afirma que la nación invierte menos en educación y cuidado de la primera infancia en relación con el tamaño de la economía que todos los 37 países desarrollados más importantes del mundo, excepto dos.

Mientras tanto, el costo del cuidado de los niños para la familia media de Connecticut es de 16.000 dólares anuales, según el alcalde demócrata de Hartford, Luke Bronin.

Lo que eso significa es que los miembros de la familia no pueden trabajar porque tienen que estar en casa cuidando a ese niño”, dijo a la filial local del canal Fox.

Así que para muchas familias, tener acceso a un cuidado infantil asequible sería un cambio de juego”.

Las dificultades de los padres para conservar el empleo también contribuyen a una amplia brecha de género en la participación laboral entre las madres, que siguen asumiendo la mayor carga de los cuidados, y los padres.

Biden propone salvar esta brecha con subsidios federales para los estadounidenses de ingresos bajos y medios que limitarían los gastos de las familias en el cuidado de los niños a un 7% de sus ingresos.

Quiere ofrecer grandes subsidios a los centros de cuidado infantil, aumentar los salarios de los que trabajan en el sector e incrementar el crédito infantil de 2.000 a 3.000 dólares al año para los niños mayores de seis años.

Los republicanos se oponen con vehemencia a las propuestas de la Casa Blanca para un paquete de gasto social de varios billones de dólares que contempla las disposiciones de Biden sobre el cuidado de los niños, entre otros aspectos.