Bajos salarios impiden a los mexicanos adquirir vivienda

Visto 210 veces

Un portal de anuncios clasificados presentó el estudio ‘Intereses Inmobiliarios de los Mexicanos para 2018’, en el que se revela que 94 por ciento de los consultados desean adquirir una vivienda en el corto plazo, lo que incluye a personas que ya poseen un bien inmueble pero buscan ampliar su patrimonio.

Sin embargo, 45 por ciento de esta población asegura que no le alcanza con su salario o ingresos para lograr dicho objetivo, mientras que 9 por ciento sólo cuenta con recursos para comprar una vivienda más pequeña a la deseada.

Sobre el presupuesto para lograr su meta, 27 por ciento planea comprar con menos de 500 mil pesos, mientras que 38 por ciento destinará entre 500 mil y 1 millón de pesos; otro 14 por ciento espera comprar algo de entre 1 millón y 1 millón 500 mil pesos.

Además, el estudio indica que 89 por ciento buscará algún tipo de financiamiento para adquirir vivienda; de este universo, 41 por ciento elegirá al Infonavit para cumplir su sueño, por 39 por ciento que recurrirá al crédito de algún banco y 8 por ciento que se acercará al Fovissste.

Tomando en cuenta los productos de financiamiento que se ofrecen en el país, no resulta una sorpresa que el Infonavit sea la opción preferida de los mexicanos, pues ofrece tasa fija durante toda la duración del contrato y ahora otorga créditos por hasta 1 millón 600 mil pesos, el presupuesto deseado por 79 por ciento de los consultados en este estudio.

“La compra de una casa es esencial para muchas personas, pues representa seguridad y la confianza de tener un lugar donde realizar un proyecto de vida. El año 2018 trae consigo diversos desafíos sobre todo siendo año electoral y al ser un sector tan importante en la economía, la vivienda destaca como una buena forma de invertir”, indicó Karim Goudiaby, el director general del portal.

Finalmente, 35 por ciento consideró la seguridad en la zona como el factor principal para elegir su vivienda,  seguido por la cercanía al trabajo (20 por ciento), la conectividad y movilidad del área (17 por ciento), y cercanía a áreas verdes o parques (12 por ciento).