AMLO rechaza que se negociará libertad de Cienfuegos por captura de capo

Visto 172 veces

“Imagínense si nosotros nos metemos a hacer acuerdos en lo oscurito, de inmediato se exhibe al gobierno y se pierde autoridad”, reprochó el presidente

El presidente de la República, Andrés Manuel López rechazó la versión de que hubo una negociación para que Estados Unidos liberara al general Salvador Cienfuegos a cambio de la captura y entrega de un importante líder del crimen organizado.

En conferencia de prensa desde Palacio Nacional, el mandatario reiteró que siempre se actuó por la vía diplomática y nunca hubo amenazas hacia el gobierno estadunidense para que se retiraran las acusaciones por narcotráfico y lavado de dinero que pesaban sobre el exsecretario de la Defensa Nacional.

“Imagínense si nosotros nos metemos a hacer acuerdos en lo oscurito, de inmediato se exhibe al gobierno y se pierde autoridad. Nosotros pedimos que se respetara a México y se respetaran los acuerdos que existen en esta materia, si existen pruebas o no (contra Cienfuegos), eso le va a corresponder a la Fiscalía resolverlo”, puntualizó el presidente.

La semana pasada la agencia de noticias Reuters reveló que México se comprometió a trabajar con Estados Unidos con el objetivo de arrestar a un líder de un cártel de alto nivel involucrado en el tráfico de grandes cantidades del opioide sintético fentanilo.

“Se equivocaron, insinuaron de que nos mandan al general Cienfuegos para que nosotros les mandemos a un jefe de una banda del crimen organizado. Quién sabe en qué estaban pensando o quién les filtró esa información”, añadió López Obrador.

Capo o militar

México se ha comprometido a arrestar a un líder de un poderoso cártel del narcotráfico en virtud de un acuerdo con el fiscal general de Estados Unidos, William Barr, para retirar los cargos de tráfico de drogas contra un exsecretario de Defensa mexicano, dijo a Reuters una fuente de alto nivel del gobierno mexicano, el pasado viernes.

Estados Unidos abandonó el caso contra el general retirado Salvador Cienfuegos esta semana citando consideraciones de política exterior “sensibles e importantes” que superaron el interés en perseguir los cargos.

“México se comprometió a colaborar con Estados Unidos en la captura de un objetivo primordial”, dijo la fuente, quien solicitó el anonimato por no estar autorizada a declarar sobre el tema, antes de agregar que el delincuente ha traficado grandes cantidades de fentanilo a Estados Unidos.

Daniel Millán, portavoz del canciller mexicano, Marcelo Ebrard, dijo a Reuters que “lo que acordamos fue mantener un frente unido contra el crimen y la cooperación que respete la soberanía de cada país”. Agregó que no tenía información de un acuerdo sobre una captura de alto nivel.

El gobierno mexicano no ha aclarado cómo surgió el plan para traer de vuelta a Cienfuegos a México, ni cuándo solicitó su regreso.

El caso Cienfuegos

López Obrador defendió este lunes que el fiscal general de México, Alejandro Gertz Manero, es “una persona recta” y aseguró que “no se van a fabricar delitos y tampoco va a haber impunidad para nadie”.

El presidente pidió desmontar la idea de que “las autoridades buenas están en el extranjero” mientras que las instituciones mexicanas “son malas o no procuran justicia”.

Asimismo, aplaudió la “buena relación de cooperación” con el Gobierno de Donald Trump.

Salvador Cienfuegos, quien fue secretario de la Defensa Nacional en el Gobierno de Enrique Peña Nieto, fue capturado el pasado 15 de octubre en Los Ángeles y posteriormente trasladado a Nueva York acusado de proteger a narcotraficantes mientras era ministro.

El Gobierno de López Obrador manifestó entonces su desacuerdo con el de Estados Unidos por no haber compartido la información que llevó a la detención del general Salvador Cienfuegos y por dañar la reputación del Ejército mexicano.

Desde entonces, la Cancillería mexicana inició una negociación diplomática con Estados Unidos para conseguir las evidencias contra Cienfuegos, un proceso que coincidió en el tiempo con las elecciones estadounidenses.

López Obrador es, precisamente, uno de los pocos líderes en el mundo que todavía no ha reconocido la victoria del hoy presidente electo de EU., Joe Biden.

El pasado miércoles, Cienfuegos llegó a México, fue notificado por la Fiscalía General de la República de que está siendo investigado y quedó libre.