Al ‘góber precioso’ sí le gustaba que le presentaran menores de edad

Visto 139 veces

El gobernador de Puebla, Luis Miguel Barbosa Huerta se abstuvo de opinar sobre el amparo que había obtenido Kamel Nacif Borge para evitar la cárcel en el caso de Lydia Cacho Ribeiro, porque no tiene información oficial al respecto; sin embargo, sobre Mario Marín, mejor conocido como el góber precioso”, dijo que gustaba de que le presentaran menores de edad.

La historia negra de que al gobernador Mario Marín gustaba que le presentaran menores de edad, es cierto. Está tomada de los dichos de la gente que rodeó a Mario Marín ahí hay muchos empresarios, hombres del poder que se dedicaban a eso, verdaderos proxenetas”

En conferencia de prensa virtual, el mandatario lamentó que el caso Lydia Cacho no haya sido analizado desde el estado y que sólo pudo descubrirse por la grabación de una conversación telefónica entre Marín y Nacif, en la cual hay “pruebas contundentes”; pero “alrededor de ese esquema hubo cosas verdaderamente reprochables que deberían investigarse”.

Es más, aseguró que hay “muchos” que saben de las cosas sucedidas en torno al gobernador poblano en el sexenio 2005-2011; pero se quedan callados, “es el mundo del silencio conveniente (…), no digo nada, no digo nada, pero yo sí lo digo”.

Barbosa Huerta recordó que hay muchas personas más implicadas, además, opinó que debería de haber una sanción mayor contra Marín, Nacif y otros, que la prevista actualmente en la ley, porque crearon un mundo verdaderamente negro en las relaciones del gobernador con muchachitas, “qué horror, en qué mundo vivían, pero eso sí: el mundo que los rodeaba era el silencio, nadie decía nada, nadie denunciaba nadie, no había desplegados de nada, eso no ocurría en Puebla, todo era silencio”.