“Acampan” padres de familia frente a Técnica No. 1

Visto 269 veces

José Saldaña.-

 

Con la esperanza de poder conseguir una ficha de inscripción para sus hijos, cientos de padres de familia han montado un campamento frente a la Secundaria Técnica número 1 “Álvaro Obregón” en Victoria.

Sin importar las inclemencias del tiempo, esperan pacientes desde una semana antes de que la institución educativa inicie con la entrega de fichas, lo cual será hasta el próximo jueves 1 de febrero.

“Pues si es buena la secundaria y aparte yo vivo en este sector aquí a una cuadra y media, por eso estoy aquí. Nos dicen que nosotros estamos seguros con un lugar al vivir en el sector pero la escuela no nos dice nada y mientras no lo hagan no nos podemos confiar”, declaró Claudia Moncada quien busca inscribir a su hija.

Las banquetas frente a la secundaria se encuentran ya repletas de sillas, casas de campaña, toldos y lonas que han colocado las personas que duermen en el lugar y que pasarán poco más de una semana a la intemperie con tal de conseguir un lugar para sus hijos en la Técnica 1.

Julio Alexis, otro padre de familia que hace fila desde la noche del jueves, criticó que la Secretaría de Educación argumenta que no hay necesidad de acampar frente a las escuelas para conseguir un espacio, sin embargo la realidad es otra.

“Ya se hizo una costumbre esto para poderles dar cabida en la escuela a los niños y si la directiva lo está admitiendo no hay otra cosa más que hacer. Nosotros quisiéramos lo más fácil que es traer la papelería y que nos den la ficha pero bueno esto no es así”.

Hasta el momento son cerca de 300 personas que acampan frente a la institución educativa y algunos de ellos se han organizado para cubrir turnos de 6 a 8 horas para apartar lugares a otros padres de familia.

Se espera que el próximo jueves 1 de febrero la Secundaria “Álvaro Obregón” inicie por la mañana con la entrega de fichas de inscripción.

La realidad es que ante la gran demanda que tiene la institución, no todos los que hayan acampado en la calle podrán obtener un lugar para sus hijos y tendrán que buscar otra escuela.

Dicha situación incluso se ha prestado para emplear a algunas personas que cobran por separar un lugar y soportar la espera de más de una semana.