Abusan desarrolladores con la necesidad de albañiles con bajos salarios; CROC

Visto 377 veces

 

Ramón Mendoza S

Reportero

 

La única fuente laboral que hay actualmente en esta parte centro del estado es la construcción de nuevas viviendas y ante esta eventualidad los desarrolladores fijan salarios muy bajos para los albañiles advirtió Lorenzo Balderas Castillo.

 

El presidente de la Unión de Obreros y Trabajadores de la rama de la construcción adheridos a la CROC en Tamaulipas dijo que por necesidad los obreros de la construcción malbaratan la mano de obra con el fin de obtener algunos ingresos económicos.

 

Indicó que de un padrón de 7 mil  albañiles afiliados a esta central obrera, más de 2 mil 500 se encuentran desempleados y sin esperanzas de que la situación cambie.

 

En su opinión, la rama de la construcción es el sector  de la producción más golpeada por la crisis económica, porque aparte, ante la escasez de obras, proyectos o inversiones públicas,  los constructores pagan muy poco a los trabajadores.

 

“Por los bajos salarios y si hay obra en lo que se refiere a casas para vender, anda gente trabajando ahí pero estamos ganando a bajos precios a destajo por un tanto, no hay un control  y el obrero con la necesidad de trabajar pues se contrata con salarios donde el desarrollador para lo que quiere”  afirmo.

 

Aseveró que muchos albañiles afiliados a la CROC  buscan por su cuenta  obras particulares donde emplearse, o haciendo pequeñas actividades en casas particulares para contar con algo de dinero.

 

“Estamos atravesando por una situación muy difícil, la realidad es que no hay obras, la mayoría de nuestros compañeros no está trabajando, no tenemos garantizado un ingreso diario, quienes trabajan a veces son algunos días a la semana”, dijo.

 

Explicó que actualmente, las constructoras siguen pagando bajos salarios, dándole a un “oficial” un sueldo de 250 pesos diarios, cuando lo justo es que fuera de hasta 400 pesos, por la responsabilidad que su labor conlleva; en el caso del ayudante, dijo que se le pagan 150 pesos por jornada, cuando debiera percibir al menos 200.

“Son salarios bajos, en cinco años el precio de las viviendas, de los materiales, de los servicios se han incrementado hasta duplicarse o triplicarse, pero en ese mismo lapso, el salario de los albañiles si acaso ha subido 50 pesos, con la particularidad de que ahora hay menos trabajo y cuando lo hallan, son jornadas de nueve o diez horas y no de ocho”, sentenció.

 

 

 Foto Mendoza Lorenzo Balderas Castillo presidente de la Unión de Obreros y Trabajadores de la rama de la construcción adheridos a la CROC en Tamaulipas