80% de estadounidenses, a favor del control de armas

Visto 355 veces

Más del 80 por ciento de los estadounidenses coinciden en incrementar los controles en la compra y portación de armas de fuego.

Un sondeo publicado por el centro de estudios Pew que se desarrolló entre abril y marzo, indica que la mitad de los estadounidenses califica a la violencia armada como un problema significativo, pero polémico entre los poseedores de armas y quienes no disponen de ellas, a pesar de que el 44 por ciento de los ciudadanos conoce a alguien que ha recibido un disparo de bala.

El principal punto de consenso se encuentra en las limitaciones a la compra y tenencia de armas que de momento no han tenido éxito en el Congreso por la influencia de la Asociación Nacional del Rifle (NRA, por sus siglas en inglés).

El 89 por ciento de los consultados piden medidas para evitar que personas con enfermedades mentales pueda comprar armas, mientras el 84 por ciento respalda que haya controles de antecedentes para los compradores de armas en ferias y vendedores privados que se encuentran exentos.

El 83 por ciento apoya la prohibición de la venta de armas a quienes integren las listas gubernamentales de vigilancia por actividades sospechosas o de personas que tienen prohibido volar en aerolíneas comerciales.

Otras ideas suscitan también un apoyo mayoritario, aunque más dividido entre quienes tienen y no tienen armas: crear una base de datos federal para seguir la pista a la venta de armas, respaldada por el 71 por ciento; prohibir las armas de asalto que apoya el 68 por ciento y vetar los cartuchos con alta capacidad por el 65 por ciento.

Cuando se dejan atrás las medidas concretas y se pregunta en general sobre la posibilidad de reforzar la legislación sobre armas, el apoyo es menor: el 52 por ciento de los encuestados afirman que las leyes deben ser más estrictas, mientras que el 30 por ciento cree que están bien como están y el 18 por ciento pidió relajarlas.

El 72 por de los estadounidenses ha disparado un arma de fuego y el 48 por ciento creció en una casa donde había armas, mientras el 59 por ciento tiene amigos que poseen pistolas.

Entre los 1,269 poseedores de armas, el 66 por ciento posee varias armas y el 73 por ciento dice que no se imagina no tener ninguna en algún momento de su vida, mientras el 74 por ciento afirma que es “esencial” para sentirse en libertad.

El 23 por ciento de los 3,930 encuestados asegura que alguien ha usado un arma para amenazarle o intimidar a su familia, una experiencia más común para afroamericanos en un 32 por ciento y entre los hispanos en un 24 por ciento, por encima de los blancos en un 20 por ciento.