Videojuegos también pueden ser benéficos: UNAM

0
Visto 71 veces

No todos los juegos en línea son peligrosos o equiparables a una potencial droga; la adicción a los videojuegos depende de las características del entorno y del jugador, es decir, si son personas con deficiencia en los receptores del sistema dopaminérgico.

Así lo señaló el investigador del Departamento de Psicobiología y Neurociencia de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Hugo Sánchez Castillo, quien rechazó que los videojuegos generen enfermedades mentales.

En un comunicado, refirió que, a partir del año 2000, con la masificación de los teléfonos inteligentes, se intensificó el uso de esos juegos por niños, adolescentes y adultos, “pero si fueran una conducta de alto riesgo, ya tendríamos un mundo altamente adicto”.

Refirió que los videojuegos son como las monedas, tienen dos caras y “hay estudios en los que se observa que quienes optan por juegos de rol tienen una mejor toma de decisiones o mejores tiempos de reacción. Entonces tienen factores benéficos y por ello es importante no satanizarlos”.

Hay algunos educativos, que permiten a los niños desarrollar destrezas y habilidades, y pacientes con Alzheimer pueden usar herramientas electrónicas con juegos sencillos para repasar la memoria y recuperar funciones, destacó.

El también presidente de la Sociedad Iberoamericana de Neurociencia Aplicada indicó que no se puede decir cuántas horas al día es recomendable usar los videojuegos, pues varía de acuerdo con la situación de cada persona.

Abogo por el uso moderado. Se debe utilizar un criterio basado en la observación del niño o adolescente. Por ejemplo, si dejan de salir con los amigos, comer, o no rinden en la escuela, entonces son un problema; pero si hacen sus actividades y logran diferenciar la realidad de los videojuegos y establecer horarios, no hay conflicto”, comentó.

Sánchez Castillo adelantó que, en los próximos meses, la Organización Mundial de la Salud (OMS) establecerá el diagnóstico de la adicción a los videojuegos, pero eso no significa que todos sean comparables a una droga y mencionó que “el establecimiento de dicha dependencia es algo por lo que se ha pugnado, pero aún hay mucho que definir”.

En algunas personas, detalló, los juegos con luces estroboscópicas pueden contribuir a que presenten epilepsia, siempre que tengan antecedentes o predisposición de este padecimiento.

Por otro lado, dijo que “si la persona no tiene clara la realidad en que vive, si tiene un trastorno esquizoide, puede que se exacerbe su patología, pero no es verdad que el juego me haga sociópata”.

Finalmente, el titular del Laboratorio de Neuropsicofarmacología y Estimación Temporal insistió en que los adultos deben tomar en cuenta las alertas en los videojuegos y los grupos de edad para los que fueron creados, a fin de evitar que cerebros no desarrollados sean expuestos a situaciones que no alcanzan a comprender.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here