RESEÑA POLÍTICA: Los enemigos del PRI

0
Visto 53 veces

Por: Juan R. de la Sota

El precandidato del PRI a la Presidencia de la República, José Antonio Meade Kuribreña, visitará ciudad Victoria, Tamaulipas, el próximo 23 de enero , en donde se reunirá con militantes y simpatizantes priístas, así como con la sociedad civil, con el fin de solicitar y obtener el respaldo que lo conviertan en candidato a ese puesto de elección popular.

Sería el tercer precandidato  presidencial que promocionará sus aspiraciones en territorio tamaulipeco, pues ya visitaron el municipio de Tampico, los precandidatos de la coalición “Juntos Haremos Historia”, el perredista-morenista, Andrés Manuel López Obrador y de la coalición “Por México al Frente”, el panista Ricardo Anaya Cortés.

El dos veces ex secretario de Hacienda Meade Kuribreña, será recibido en el Aeropuerto por mujeres priistas y luego se trasladará a una reunión privada con el Comité Directivo Estatal del PRI.

No es por intrigar, pero recuerdo cuando el ex candidato presidencial Francisco Labastida Ochoa, por primera vez vino a ciudad Victoria, para sostener encuentros de promoción a sus aspiraciones entre la sociedad tamaulipeca.

Lo recibieron en el Aeropuerto de Güémez, un reducido grupo de priístas y un mariachi placero y en esos momentos nadie se imaginaba, menos los priístas que todo estaba concertado y que perdería las elecciones para darle el triunfo el candidato presidencial del PAN y así concederle paso a la alternancia presidencial.

Meade, no es la excepción, pues los poderosos de México, en cualquier momento cambian de opinión y hasta están dispuestos a venderle su alma al diablo por tal de defender sus intereses económicos y políticos, por ello no se descarta pudiesen tener arreglos con el tabasqueño López Obrador y con su pandilla de su partido MORENA, para que llegue a la silla presidencial, pues el panista Ricardo Anaya y el priísta José Antonio, no prenden y no encuentran la forma de cómo ganar votos que los lleven a gobernar a los mexicanos.

A la fecha no han confirmado su asistencia, al evento de Meade, los líderes de medio tiempo del PRI en la entidad, Sergio Guajardo Maldonado y Aida Zulema Flores Peña, con eso de que andan bastante ocupados defendiendo en los medios de comunicación a ex funcionarios priístas acusados de no comprobar el correcto gasto del dinero público.

Esta información no fue proporcionada por el CDE del PRI que desastrosamente dirigen Guajardo y Aida Zulema, la filtraron algunos priístas interesados en difundir las actividades del precandidato Meade, ya que los líderes priistas de Tamaulipas, han abandonado y dejado a su suerte a su abanderado.

A Guajardo y Aida, deberían vigilarlos de cerquita, no sea que anden apoyando la precandidatura de López Obrador, con eso que a los priístas los está invadiendo la traición y lo mal agradecidos.

El precandidato Meade, ni debería venir a Victoria, ni a otra ciudad de Tamaulipas, pues pasará tragos amargos, fuertes corajes, gran decepción y quizás hasta abucheos, esto por el pésimo trabajo realizado por Guajardo y Aida, quienes se han dedicado a vacacionar y gastarse el financiamiento público del partido en beneficio personal.

El abanderado presidencial priísta, encontrará un PRI en el abismo, destrozado, desquebrajado, dividido, bastante débil y a punto de morir, pues a esto lo han llevado los actuales dirigentes, quienes evidencian que tienen la encomienda de trabajar para desaparecer del mapa tamaulipeco al PRI.

José Antonio Meade, antes de venir a Tamaulipas, debe enviar a su equipo a pone orden en el PRI estatal, porque si no lo hace, su visita será un desastre, al augurarle desorganización, ausentismo, nulo respaldo y no se descarta que hasta alguna protesta se registre en su contra y  promovida por inquietos adversarios.

En lo cortito, es conveniente el cambio de dirigentes estatales del PRI, toda vez que le estorban y lo único que están haciendo es promoverle acciones en su contra, para desprestigiarlo y favorecer a la competencia política, acatando una línea de los grandes dinosaurios vividores del poder público.

Ha corrido fuerte el rumor en el sentido que habrá cambio de dirigentes del PRI estatal y si eso se concreta, sería una medida acertada por la dirigencia nacional de este partido, dado que Sergio y Aida, sólo estorban y se están gastando el dinero público para darse la vida de ricos.

Con la actuación tibia, floja, mediocre, oculta, desairada y ambiciosa de Guajardo y Aida, tal parase que son enemigos del PRI.

Edgar Melhem Salinas, Mercedes del Carmen Guillen Vicente, Alejandro Guevara Cobos, entre otros, son políticos con capacidad y experiencia para dirigir el PRI de Tamaulipas y que además saben hacer el trabajo para ganar votos, de lo que carecen Checo Guajardo y Aida, quienes no aprendieron ni a elaborar una iniciativa de ley, cuando mal representaron como diputados a los tamaulipecos en el Congreso del Estado.

El PRI nacional cambia de dirigentes priistas en Tamaulipas de inmediato o de lo contrario no espere buenos resultados para su candidato en las próximas elecciones, pues deben darse cuenta que Sergio Guajardo y Aida, están jugando para perder.

Cambiando de tema, el que hizo públicas sus aspiraciones por jugar en las próximas elecciones, es el Secretario d Administración del Estado, Jesús Nader Nasrallah, quien dijo estar listo para busca la candidatura del PAN a la Presidencia Municipal de Tampico.

Por el momento se encuentra trabajando a gusto en esa Secretaría, sin embargo, advirtió que si su partido lo llama para alguna candidatura está listo.

“No me descarto, estoy a lo que mi partido disponga en su debido tiempo”, aseguró el funcionario.

En otro asunto, el Subsecretario del Transporte en el Estado, Heriberto Morado  Cisneros, está realizando un buen trabajo al frente de esta dependencia, al establecer acciones que imponen orden y la modernización del transporte público.

El titular de esa dependencia atiende las instrucciones de sus jefes del Gobierno del Estado, para dar cumplimiento a la modernización del transporte público y así se logre la eficiencia en el servicio que brinde seguridad y tranquilidad a los usuarios.

Sin embargo, el titular de esa Subsecretaría, tendrá que vigilar muy de cerca a un tal Julio  Cesar Zurroza Barrera, director Operativo de esta dependencia, quien se desempeñó como  Director General de Transporte y Seguridad Vial en el Estado de Colima, de donde fue destituido por actos de corrupción.

Fue acusado de incurrir en extorsión contra concesionarios adheridos a la Sociedad Cooperativa Colima-Comala-Hacienda San Antonio de la ruta “Colomos”.

No se descarta que en su actual empleo practique la honestidad, pero, como dice el dicho “la perra que traga huevos, ni quemándole el hocico, por lo que nada se pierde y sí mucho se ganaría en que el Subsecretario lo vigile, para evitar cometa abusos contra los concesionarios del transporte.

El dato: Siempre nos hemos quejado y con justa razón de la falta de cumplimiento en los planes y promesas de gobierno. Una de las razones de porqué sucede esto, es la carencia de profesionalismo en el servicio público; también por la falta de reglamentos e incumplimiento de las leyes vigentes, además de la ausencia de trabajo  en equipo. Sirva esta reflexión para todos los días busquemos  la excelencia en nuestras actividades y la buena coordinación.

Lo anterior lo afirmó Ramiro Ramos Salinas, Subsecretario de Operación Política del PRI Nacional, ex líder del Congreso de Tamaulipas y ex precandidato a la gubernatura del Estado,  quien asegura que la experiencia profesional te enseña que es fundamental trabajar en equipo, estableciendo planes de gran visión basados en las leyes y reglamentos.

Correo:jrdelasota@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here