RESEÑA POLÍTICA: López Obrador y el debate

0
Visto 13 veces

Por: Juan R. de la Sota

Los múltiples errores, demencias, prepotencias, imposiciones de candidatos y negros antecedentes del candidato presidencial de la coalición “Juntos Haremos Historia” integrada por Morena-PES-PT, Andrés Manuel López Obrador, le están generando severas críticas, pérdida de apoyos y por consecuencia el retiro de votos.

El mencionado político tabasqueño, tres veces candidato a la Presidencia de México,  en lugar de sumar preferencias electorales, ha ido perdiendo en el trascurrir de su campaña política, pues se echó en contra  a los empresarios, los hombres y mujeres del poder económico en México y que pueden formar un frente para impedir su llegada al Poder Ejecutivo Federal.

Un ejemplo es el enfrentamiento que sostiene  con empresarios encabezados por el multimillonario mexicano Carlos Slim, por la construcción  del nuevo Aeropuerto Internacional de México, luego de advertir que de llegar a la Presidencia de México, dicha obra la cancelaría.

La confrontación entre ambos está vigente, pues Slim defiende la obra más grande del Gobierno mexicano encabezado por el Presidente Enrique Peña Nieto y López Obrador, amenaza con arrojar al  bote de la basura el proyecto y cancelar la obra.

En este tema los asesores del tabasqueño fallaron y López Obrador, demostró carencia de agilidad mental, ya que si su advertencia de cancelar la obra la hizo como estrategia de campaña se equivocó, dado que se lanzó en su contra al sector más importante, por su poder económico, como son los empresarios.

Ya cometió el error y con los empresarios difícilmente logrará una reconciliación, pues se dieron cuenta que es intransigente, autoritario, nocivo y que pretende perjudicarlos.

El voto de los empresarios no será a su favor y quizás está confiado que el sufragio de otro tipo de electores le alcanzara para ganar la Presidencia, lo cual se ve muy difícil.

Una campaña en su contra por parte de los hombres y mujeres de negocios, le restaría miles de votos y le generaría una baja considerable en el porcentaje de las preferencias electorales. Por eso don Andrés Manuel, no debería estar muy confiado en que ganará el Presidencia, y además es necesario tome muy en cuenta que con dinero todo se puede, el cual lo tienen los empresarios y mucho.

Por cierto, de acuerdo a los sondeos Andrés Manuel López Obrador, ocupa el primer lugar en las encuestas, pero si no se prepara perderá por segunda ocasión el debate del próximo domingo  y seguramente bajaría su porcentaje y podría ser alcanzado por su más cercano perseguidor, el aspirante presidencial panista Ricardo Anaya Cortés.

Lo cierto es que Andrés Manuel López Obrador, ya no sumará respaldos, sino perderá, porque seguirá cometiendo errores y presentando propuestas incongruentes y falsas. Para él, lo mejor sería que ya se realizarán las elecciones, pero desafortunadamente la campaña a penas inició y lo más lamentable, reiteró para él y su equipo, es que seguirá cometiendo errores y en el debate se habrá de comprobar.

Cambiando de tema, en el Congreso del Estado, se dio entrada a iniciativas para proteger el medio ambiente, esto es una buena medida de los legisladores, pero también deberían atender los ordenamientos de los magistrados federales, como son los matrimonios gay.

La Suprema Corte de Justicia de la Nación avaló los matrimonios entre parejas del mismo sexo y en Tamaulipas, es fecha que el Congreso del Estado, no ha legislado sobre este asunto, incluso Glafiro Salinas y otros diputados rechazan abordar el tema, lo que demuestra que es una Legislatura cerrada, opositora y que desacata ordenamientos legales.

Por cierto,  algunos diputados locales andan inquietos y rebeldes y lo cual podría derivar en protestas, ya que enfrentan problemas para recibir los beneficios económicos a los que tienen derecho y de esto culpan al Presidente de la Junta de Coordinación Política, Glafiro Salinas Mediola.

Salinas Mendiola, cuando era simple diputado exigía bonos, vales de gasolina, apoyos económicos extras y otras necedades, tenía harto al anterior líder del Poder Legislativo, pero ahora que maneja el presupuesto legislativo se niega a pagar lo que le corresponde a cada legislador.

La tesorería del Congreso la manejan a su antojo Glafiro, su familia, sus guaruras y amigos, se autorizan apoyos para gasolina, vales para restaurantes, para mantenimiento de vehículos particulares y viajes para atender asuntos sin importancia.

Mientras se dan la gran vida con el dinero del pueblo,  el edificio legislativo se encuentra deteriorado con falto de pintura, con un inmueble que se inunda cuando llueve, con pisos sucios, con oficinas apestosas, con una biblioteca sin libros y otro material de consulta y con secretarias prepotentes y groseras.

El Congreso del Estado, cada día que trascurre, gana mayor imagen negativa, ya que no hay aprobación de leyes que beneficien a la sociedad, los diputados no realizan trabajo de gestoría, no se preocupan por coadyuvar para atacar la inseguridad pública y en concreto no desquitan el sueldazo que se pagan, todo esto porque está mal dirigida la Presidencia de la Junta de Coordinación Política de ese Poder.

En otro asunto, la Secretaria de Salud, si es que le interesa la saludad de los tamaulipecos, debería autorizar una inversión para mejorar las condiciones de operación y funcionamiento del Hospital Civil de Ciudad Madero.

Lo anterior debido a que en dicha institución hospitalaria no hay insumos y la unidad médica se encuentra en pésimas condiciones. No cuenta con aire acondicionado, el personal se ve obligado a abrir puertas y ventanas, permitiendo el ingreso de moscas a los cuartos de los pacientes y al área de recién nacidos.

Las camas están deterioradas, las paredes tienen hongos, el medicamento es muy  escaso, no hay recetas y los medicamentos tienen que autorizarlos u ordenarlos en una hoja de cuaderno.

Las autoridades de Salud tendrían que invertir para ofrecer un servicio de calidad en los hospatiles, porque la mayoría se encuentran en malas condiciones, los cuales en lugar de curar, son promotores de enfermedades, todo por no destinar el presupuesto correspondiente a los mismos y que no se sabe a dónde va a parar.

El dato: El Secretario de Educación de Tamaulipas, Héctor Escobar Salazar, anda muy activo apoyando la campaña de algunos candidatos y lo hace pegando propaganda electoral en los vehículos. Las autoridades electorales tendrían que investigar si Escobar participa en actividades políticas electorales fuera de su horario de trabajo, porque si no es así está violando la Ley Electoral.

Correo:jrdelasota@hotmil.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here