RESEÑA POLÍTICA: La destitución de Guajardo y la liberación de Gordillo

0
Visto 53 veces

Juan R. de la Sota

Por  fin terminará la pesadilla para el priismo estatal y el secuestro del PRI tamaulipeco, porque antes del 9 de Septiembre Sergio Guajardo Maldonado, dejará de ser el “líder” de este partido en el Estado, al no permitirle la continuidad en el mismo.

 La dirigencia nacional del PRI ordenó quitar el liderazgo antidemocrático y espurio al ex diputado local “Checo” Guajardo y convocar a reuniones para elegir su relevo.

Los mandos nacionales priistas reaccionaron bastante tarde o quizás hasta hoy se dieron cuenta que tenían en “Checo” Guajardo el enemigo en casa.

Porque durante su liderazgo practicó la traición y deslealtad, pero además actuó con cinismo, ociosidad e improductividad, cuyas acciones cerdas acribillaron y dejan moribundo al partido tricolor.

Fue aficionado a la “transa” y a negociar con adversarios políticos filtrándoles información a cambio de diversos beneficios, cuyas componendas hicieron perder a los candidatos priistas.

Se vendió con los adversarios políticos e hizo múltiples marranadas para perjudicar a sus candidatos y favorecer a la competencia política.

Ni por equivocación a “Checo” Guajardo, el priismo y los dirigentes de su partido deben reconocerlo, aplaudirlo o felicitarlo, al contrario tendrían que investigarlo para que compruebe el gasto millonarios del financiamiento público, dado que no es claro su destino.

No merece ni tan siquiera las gracias, ya que entregará un PRI  descuartizado, vapuleado, endeudado, fracasado, desprestigiado y hundido políticamente por su nocivo, traidor  y nefasto trabajo.

La decisión de la dirigencia nacional del PRI, de no permitir la continuidad de Sergio Guajardo Maldonado, generó aliento, esperanzas, júbilo y motivación entre el priismo estatal.

Saben que se combate la enfermedad cancerosa que estaba matando al instituto político y que no permitía a la militancia trabajar y desarrollarse para fortalecer a su partido.

 Gustosos deben estar los priistas tamaulipecos, porque además se deshacen de lo nocivo y les  brindan la oportunidad de elegir un nuevo dirigente que lleve al partido a su  renovación.

A  la unidad, a la coordinación, al trabajo en equipo, a la toma de decisiones democráticas y la honestidad partidaria.

La casa estatal priista será curada, limpiada, renovada y ojalá sea democratizada, pero también blindada de los “dinosaurios políticos priistas” que no lograron sus perversos acuerdos de desaparecer al PRI de Tamaulipas, a cambo de beneficios políticos y económicos.

Quitarle el PRI a Sergio Guajardo, era urgente y necesario, la decisión  del CEN del PRI de hacerlo es plausible, inteligente, sabia  y quizás hasta oportuna , porque ya no era un partido, sino “Checo” lo había convertido en su propio negocio y de algunos ex gobernadores.

La dirigencia nacional del PRI, decidió que Guajardo, no continúe en la presidencia del comité del partido en Tamaulipas y aseguró que antes del 9 de Septiembre habrá dirigente nuevo por designación.

El delegado del Comité Nacional del PRI en Tamaulipas, Erubiel Alonso, fue el encargado de dar la buena noticia del cambio a los priistas tamaulipecos y amarga para “Chequín bañadín”.

 Ordenó para los próximos días la realización de reuniones con militantes  del partido y los “notables” para iniciar la reflexión y los consensos que les permita encontrar la mejor decisión para designar a los nuevos dirigentes.

Erubiel Alonso, dijo que el periodo de Sergio Guajardo ya venció y debe darse paso a la publicación de una convocatoria o bien una designación para arrancar el nuevo proceso electoral.

Señaló que se iniciará el proceso de reflexión e inclusión y todos van a participar, porque el relevo de Sergio Guajardo, tiene que estar listo  antes del 9 de Septiembre, cuando inicia en Tamaulipas el proceso electoral.

Hay un  PRI que tiene una gran esperanza, unos cuadros con mucha capacidad y seguramente se va a demostrar en el próximo proceso electoral que iniciará en septiembre que, se pueden recuperar más espacios, expresó.

Hay militantes priistas con capacidad y experiencia para dirigir al PRI, entre los que figuran Enrique Cárdenas del Avellano, Roberto González Barba, Ramiro Ramos Salinas, Juan Alonso Camarillo, Gustavo Torres Salinas, Magdalena Pereza Guerra, Erick Emilio Grimaldo, Alejandro Ettiene Llano, Oscar Almaraz Smer, Jesús de la Garza y Eliseo Castillo Tejeda, entre otros.

Si todos ellos se coordinaran y unieran fuerzas podrían sacar del grave problema al PRI.

Es decir que todos formen parte del nuevo Comité Directivo, el cual deja Sergio Guajardo en ruinas y agonizante, por privilegiar la ambición económica y la traición para favorecer a la competencia política.

“Checo” y su carga maletas lo único que merecen es la expulsión del partido por el grave daño que le han causado.

 No merecen perdón, merecen el desprecio y la diputación plurinominal tendrán que ir a conseguirla a otro partido, porque en el PRI, son incómodos y no gratos.

 Cambiando de tema, más de dos traidorcillos del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación, deben  de estar bastante nerviosos e incómodos, luego que obtuviera su libertad de la prisión domiciliaria la ex lideresa magisterial Elba Esther Gordillo Morales.

La autoridad ordenó su libertad este martes y llegaría a su casa particular y seguramente iniciar su venganza política contra quienes la traicionaron.

 Ya habíamos considerado la posibilidad de que la ex lideresa sindical obtuviera su libertad durante el mandato presidencial de López Obrador, porque muchos años apoyó sus aspiraciones políticas y su precandidatura a la Presidencia.

Muchos aseguran que su encarcelamiento fue una venganza de Enrique Peña Nieto, por haber respaldado la candidatura presidencial del PAN y por interferir en algunos procesos electorales de varios estados para favorecer a los candidatos panistas.

Apoyó en todo momento a López Obrador, era su carta, porque estaba segura que de ganar el tabasqueño la Presidencia de la República, se aseguraba su libertad.

Nada más que Andrés Manuel López Obrador, debería estar muy pendiente de la actuación de la maestra Gordillo, pues no se le debe olvidar que está señora es aficionada a la traición y deslealtad, lo cual yo lo practicó en contra del PRI, el PAN y hasta del partido de los maestros el PANAL. 

Gordillo Morales, abandonó el departamento  en la ciudad de México, donde se encontraba en prisión  domiciliaria, luego que fue absuelta  de los cargos de delincuencia organizada y lavado de dinero.

Un magistrado decretó la libertad de la ex senadora y ex dirigente nacional del SNTE, ya que no encontró elementos para continuar con el proceso, el último vigente que tenía en su contra.

Gordillo se encuentra con su familia  y descansará unos días, para luego romper el silencio  y dirigirse personalmente a los medios de comunicación el 20 de agosto, dijo su abogado Marco Antonio del Toro,  al leer un comunicado a las afueras del departamento en el barrio de Polanco.

Cabe mencionar que Elba Esther Gordillo, fue detenida  el 26 de febrero del año 2013 en el Aeropuerto Internacional de Toluca por supuesto lavado de dinero.

El entonces Procurador General de la República, Jesús Murillo Karam, afirmó que habían detectado que la líder había gastado más de 2 mil millones de pesos  del SNTE para gastos personales.

Y como dice la canción: Cuídense todos aquellos que a la cárcel la mandaron, porque seguramente, no tendrá paz ni tranquilidad hasta vengarse de sus enemigos que organizaron su encarcelamiento.

En otro asunto, las autoridades del Gobierno Estatal, deberían implementar constantes operativos de revisión entre las unidades del transporte público urbano, para garantizar un eficiente servicio, seguridad, comodidad y proteger la vida de los usuarios.

Las unidades que no reúnen las requisitos establecidos, sobretodo en cuanto a condiciones mecánicas se refiere, deberían ser retiradas de circulación y exigir al concesionario su renovación o compra de una nueva unidad.

La mayoría de los vehículos del transporte público, se encuentra convertidos en chatarra y ponen en riesgo la vida de los pasajeros, por lo que ya es tiempo que las autoridades estatales les den un determinado tiempo para que brinden el servicio con nuevas unidades o de lo contrario cancelarles la concesión.

De no modernizarse, sería conveniente se invite a la iniciativa privada para que invierta en la prestación de este servicio, quines seguramente lo ofrecerán con vehículos nuevos, seguros y con aire acondicionado.

Ya es tiempo de acabar con la irresponsabilidad de los concesionarios del transporte público, porque primero se debe garantizar la protección  de la vida de los ciudadanos.

Tampoco merecen un incremento al precio del pasaje, pues el mal servicio que prestan y las unidades inseguras no lo justifican.

El dato: Próximamente vendrá a Tamaulipas Andrés Manuel López Obrador, Presidente de la República electo, y los tamaulipecos tendrán la oportunidad de solicitarle autorice la regularización de miles de vehículos de procedencia extranjera que circulan ilegalmente en esta entidad federativa.

Correo:jrdelasota@hotmil.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here