RESEÑA POLÍTICA: Hartazgo por cuotas escolares y la reestructuración del PRI

0
Visto 87 veces

Juan R. de la Sota

La educación es gratuita, beneficio que durante años ha sido golpeado por directores abusivos y ambiciosos al dinero de escuelas primarias y secundarias y cuya acción ilícita es tolerada por las autoridades de educación que no han tenido capacidad para eliminarla, pese a ser una ansiada demanda de padres de familia por afectar la economía en sus hogares.

Tal parece que todas las autoridades de educación se encuentran inmersas o involucradas en el añejo negocio ilícito de cuotas escolares, pues ningún alto mando de la SET ni de la SEP, se han atrevido a frenar este cobro injusto que ya tienen hartas y perjudicados a los jefes de familia en periodo de pre-inscripciones e inscripciones.

La ley no obliga a los padres de familia a dar una aportación económica al solicitar el derecho de educación para sus hijos en escuelas públicas y si el argumento de exigirlas es para la compra de material para mantenimiento y rehabilitación de inmuebles escolares, no se justifica, pues se cuenta con un presupuesto para la realización de estas obras.

Los bolsillos de la clase trabajadora son vapuleados cuando ingresan nuevos alumnos, y ya están hartos y molestos, por los abusos imparables de los directores de las escuelas, quienes exigen elevadas cuotas económicas, según ellos, para la compra de material y de otros servicios que requieren los inmuebles.

Los diputados autorizan un presupuesto para que los gobiernos federal y estatal ofrezcan educación gratuita desde las escuelas públicas, este incluye para el pago de material para la rehabilitación de las instituciones educativas, por lo que no tienen porque exigir cuotas para cubrir el gasto de esta necesidad.

Lo más intolerable es que se condiciona el servicio educativo a los alumnos, es decir, los directores prepotentes y abusivos, amenazan con no dar educación a los niños si no se cumple con el pago de cuotas o bien cuando existe presión por parte de los padres de familia, no las cobran, pero establecen venganza sobre les niños, sobre todo con la medida ilegal de reprobarlos.

Y ante tal amenaza vengativa y dañina, a los padres de familia, con tal de que sus hijos no sean relegados y sufran venganza por parte de voraces directores, acceden a pagar la cuota económica y lo cual les perjudica enormemente en la economía familiar.

Exigen aportaciones económicas, pero además, con todo cinismo y desfachatez obligan a los jefes de familia, a través de las denominadas cooperativas a llevar taquitos, gorditas, aguas de diferentes sabores, refrescos, galletas, y otro tipo de productos que puedan vender a los mismos alumnos, esto es una arbitrariedad y abuso que las autoridades deben frenar de inmediato.

El dinero que se recauda por ese concepto no se sabe en que se invierte, pues no se practica una fiscalización y auditorías de la suma recolectada, por lo que se evidencia que tales cobros es un negocio de los directos, de algunos padres de familia y funcionarios sinvergüenzas de la SET y SEP.

Padres de familia de varios municipios del Estado, han comenzado a protestar, debido a que en varias escuelas primarias y secundarias a los alumnos de nuevo ingreso  comenzaron a exigir cuotas económicas, lo cual es un robo a los padres de familia, pues ninguna ley los obliga a pagarlas.

Para que dichos abusos por parte de directores hambrientos de dinero, puedan desterrarse, los padres de familia deben presentar formal queja ante las autoridades correspondientes, por violar la ley de educación, por acoso, presión, venganza, hostigamiento y hasta de amenazas, pues ya no se debe permitir que hagan de la educación un redituable negocio para unos cuantos.

Los directores de las escuelas se preocupan más por la aportación de cuotas, privilegian el ingreso económico, pero para sus bolsillos, no la creación de un buen plan de estudios con un contenido eficiente de la enseñanza-aprendizaje, no les interesa que los jóvenes y niños egresen con bajo nivel de conocimientos, lo que más les importa es atracar a los padres de familia.

Los padres de familia, tienen una esperanza y opción, pronto entrará en funciones un nuevo gobierno federal y tienen la libertad se solicitar su intervención para que acabe con las cuotas escolares que durante años han flagelado la economía de las familias.

El próximo presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ofreció mejorar la educación, por lo que una de las asignaturas que debería atender es acabar con la exigencia de cuotas escolares que promueven la pobreza y hambre en los hogares.

Cambiando de tema, los que ya deben estar muy contentos y felices son los líderes del PRI de Tamaulipas, junto con el moreno líder nacional de este partido, pues ya cumplieron con su tarea de perjudicar al instituto político tricolor.

La misión la cumplieron con gran éxito y excelentes resultados, al perder diputaciones federales, locales, gubernaturas y decenas de espacios en los cabildos y los dinosaurios priistas que promovieron su daño al PRI se han de sentir orgullosos, ya que han logrado su objetivo.

Los que planearon esa catástrofe y demolición que ahora enfrenta el PRI, deben ser personajes que le tienen gran odio a este instituto político, pues cumplieron su plan de que fuera aplastado en las urnas electorales y lo cual lo lleva a sus desaparición, porque nadie aceptaría ser candidato a un puesto de elección popular con la bandera del instituto político tricolor.

Quizás una buena transformación, restructuración, la eliminación del denominado dedazo y  la expulsión de todos los priistas traidores, vendidos, negociadores, vividores y que se creen dueños del PRI, pero además la designación de un buen líder, podrían salvarlo de la sepultura política, lo cual se ve muy difícil.

Si políticos serios, honestos, cercanos a la gente, democráticos y con dinerito, no hacen algo por el PRI, lo más seguro es que este partido desaparezca  en Tamaulipas, ya que  no tiene nada que hacer en competencias políticas-electorales, pues ha perdido mucha clientela electoral y con los leales votantes que le quedan no le alcanza para ganar próximas elecciones.

Si no hacen una renovación total del PRI, ningún candidato que lo abandere ganará las elecciones, por lo que este partido se reestructura, modifica su plan de acción y se deshace de los traidores y deshonestos o desaparece para siempre.

En otro asunto, finalmente los candidatos  Américo Villarreal Anaya y Guadalupe Covarrubias Cervantes, recibieron la constancia de mayoría que los acredita como senadores electos por Tamaulipas. Al hijo del ex gobernador Américo Villarreal Guerra, hay  quienes ya lo ubican como un candidato de Morena a la gubernatura del Estado.

Los candidatos de la Coalición “Juntos Haremos Historia”, recibieron de manos  del presidente del INE en el Estado, Eduardo Trujillo, el citado documento, por haber ganado la elección con 610 mil 306 votos, mientras que los candidatos de la Coalición “Por México Al Frente”, Ismael García Cabeza de Vaca y María Elena Figueroa, obtuvieron 605 mil 418 votos.

Américo Villarreal, ganó con una diferencia de cuatro mil 888 vitos.

El triunfo de Américo, lo fortalece en su actividad política, lo que lo posiciona como un fuerte pre-candidato a la gubernatura para abanderar al Partido Morena en próximas elecciones, bueno si sigue trabajando con honestidad, humildad, sencillo y si no se olvida de los tamaulipecos y se enferma de poder, como ha sucedido con algunos políticos que defraudaron la confianza del pueblo.

Por cierto, el presidente electo Andrés Manuel López Obrador, no debería hacer a un lado a los ciudadanos, la democracia le exige pregunte a los a la sociedad quiénes son los políticos o personajes que debería ocupar las diferentes secretarias y otros puestos importantes del Gobierno Federal, y aunque es una facultad del Ejecutivo Federal, una opinión de la ciudadanía daría certeza, seguridad y tranquilidad a la gente sobre la conformación de su gabinete.

López Obrador, no debe olvidar que el pueblo lo eligió y que ya está cansado de autoritarismo, imposición y que un gobierno no lo tome en cuenta. Practicar lo que otros partidos en el poder han practicado, no  es ofrecer un cambio, es incurrir en añejas acciones que la sociedad repudia y que lo motivó a votar por otra opción política y que en esta ocasión determinó a favor de Morena.

La designación de secretarios y otros funcionaros debería llevarla a consulta popular, pues nombrarlos sin tomar en cuenta a la sociedad, es  acudir al amiguismo, compadrazgo e influyentismo, aunque van a decir que así lo han hecho otros partidos, pero, deben recordar que ofrecieron un cambio.

El dato: El nerviosismo priva entre funcionarios públicos, pues muy pronto les darán las gracias por sus servicios. Por otro lado, políticos improvisados ya se mueven para reclamar puestos, pero ojalá los mandos superiores designen a los mejores hombres y mujeres que sirvan con honestidad, trasparencia y eficacia a la sociedad.

Correo:jrdelasota@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here