CORRESPONDENCIA: Se acabó la pesadilla…

0
Visto 71 veces

Por José Luis Castillo
El anuncio que hiciera el Secretario de Administración del gobierno de los “vientos de cambio” Jesús Nader Nasrallah, seguramente da tranquilidad a cientos de trabajadores del estado, que al menos en este 2018, tendrán garantizado el sustento de sus familias al suspender de manera definitiva los recortes de la nómina; el despido de personal, pues.
Al menos se acabó la pesadilla para quienes todos los días vivían con el Jesús en la boca, por ambos casos acordándose del creador y de quien tomó la guillotina para dejar sin chamba a por lo menos 12 mil trabajadores; justificado o no el despido, eso es otra cosa.
En el 2018 existen prioridades y como ejemplo la selección y elección en el mes de julio de los candidatos a las alcaldías, las diputaciones federales y el senado de la república, en donde es el mismo ciudadano tamaulipeco el que tendrá la oportunidad de reafirmar o no su voto en las urnas, por el partido que sea, aclarando.
No es fácil para 12 mil trabajadores despedidos encontrar un empleo aunque hay que reconocer que después de la depuración de la nómina, el estado ahorro según el Secretario de Administración poco más de 716 millones de pesos, un poco más de la meta que se había trazado que era inicialmente de 670 millones de pesos.
Seguramente esa cifra también se logró debido a que muchos de los empleados que fueron dados de baja tenían jugosas compensaciones que se les otorgaban al amparo del poder y en muchos de los casos porque no, era por recomendación, no por capacidad del trabajador para desarrollar tal o cual responsabilidad.
Existen algunos programas federales que han recortado su presupuesto para esta entidad y también generó la baja de personal en los primeros meses del año por lo que es casi seguro que en los próximos meses la cifra de desempleados aumente considerablemente y la razón de esta disminución en el dinero es en algunos casos por el sub ejercicio que se generó el año anterior y en otros, por el recurso que se destinó para apoyar a los afectados del sismo de septiembre pasado.
Por lo menos ya lo dijo el Secretario de administración en este año no habrá más recortes a la nómina y se mantendrá la plantilla laboral con la que cuenta la administración estatal lo que les permitirá salir adelante con los planes y proyectos que tiene la administración del Gobernador Francisco García Cabeza de Vaca.
Ojalá que esta medida oxigene en cierta forma las nóminas del Gobierno Estatal y que en las futuras contrataciones se tome en cuenta, el nivel académico de las personas y la capacidad para desarrollar una actividad en la función pública, porque a decir verdad, hay servidores públicos en algunos casos, que piensan que hacen un favor al ciudadano al atenderlo antes de darse cuenta que es por él y sus impuestos son por los que cobra un buen salario.
Por lo pronto, se dio un buen ahorro que esperamos sea canalizado a obras y servicios en Tamaulipas, a becas, educación o salud, e insisto lo mejor de todo se acabó la pesadilla o la incertidumbre de muchos trabajadores que estaban con el temor de ser despedidos por cualquier motivo.
EL BUZÓN.
Como si hubieran hecho un excelente papel como diputados locales, ahora con “bombo y platillo” algunos legisladores anuncian ya su despido del Congreso del Estado, por una parte es bueno, porque se acaba la pesadilla para muchos tamaulipecos de seguir aguantándolos y manteniéndolos.
De las diferentes fraccionas parlamentarias hay legisladores que ya tienen listas sus maletas y sólo esperan que su partido publique la convocatoria respectiva para dejar el cargo, eso dicen.
Lo cierto es que sin saber leer, con un trabajo a medias y pasándose por el arco del triunfo su promesa de cumplir por el tiempo que la ciudadanía los eligió, los “chapulines” están listos para “saltar”; aunque habrá que decirlo, no se pierde nada, porque nunca hicieron nada, fue más de lo mismo, disfrutar el poder y el dinero ajeno, ¿estamos?

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here