CORRESPONDENCIA: ESTA Y LA QUE VIENE…

0
Visto 84 veces

Por José Luis Castillo

Sucede que, mientras la sociedad tampiqueña espera una solución a sus demandas y sus problemas cotidianos la alcaldesa Magdalena Peraza Guerra, se encuentra enfrascada en un conflicto legal en contra de la resolución de la autoridad electoral, referente al triunfo de Jesús Nader Nasrallah.

Magdalena Peraza, argumenta que se dieron una serie de irregularidades en el proceso de la elección del pasado 1 de Julio, donde resultó ganador Jesús Nader, por esta razón, dice que ya interpuso el recurso de impugnación ante la instancia siguiente con sede en Monterrey Nuevo León.

Aun cuando Peraza, refiere que confía en la autoridad electoral y en la legalidad de sus decisiones, continua con este proceso de impugnación a la resolución que emitiera el Tribunal Estatal Electoral, de Osiris Sánchez, que la verdad pocos o casi nadie confía en sus resoluciones y menos en las de sus magistrados, algunos de ellos con colores partidistas.

La alcaldesa porteña, es de las primeras en recibir una resolución y ahora acude ante otra instancia y a pesar de que la diferencia de votos es muy marcada, busca resolver en los tribunales, lo que los electores decidieron en las urnas y no es más que darle el triunfo al ex secretario de administración “Chucho” Nader.

Habría que agregarle que en la operación política para llevar al triunfo a Nader, participaron también los ex alcaldes priistas Gustavo Rodolfo Torres Salinas y  Oscar Pérez Inguanzo, mismos que han sido severamente golpeados políticamente por la administración municipal actual.

Lo cierto es que Peraza Guerra, refiere que trabaja con entusiasmo, animo, y haciendo todo lo que se tiene que hacer, “la gente nos quiere ver trabajando y esos es lo que vamos hacer hasta el último día de mi gestión como siempre lo hemos hecho”, esta y la que viene, así dice.

Mientras eso pasa, Jesús Nader, integro a la voz de ya su equipo de entrega recepción y refiere que esto se llevara a cabo en un marco de total transparencia, sobre todo en lo que se refiere a finanzas y recursos materiales.

Para “Chucho”, el proceso electoral ha concluido y ya se ha emitido un resultado por parte de la autoridad electoral, el cual le favorece, por ello dice que se ha dado a la tarea de reflexionar, entrevistar y dialogar con diferentes hombres y mujeres para analizar sus perfiles e integrar su equipo de trabajo, simplemente no pierde el tiempo, sabe que ésta ganado.

Por lo pronto, lo que ha quedado claro, es que pocos o casi nadie cree en las resoluciones del Tribunal Estatal Electoral y lo cual ha quedado claro cuando emite sus sentencias o resoluciones, una de las partes en conflicto siempre o casi siempre recurre a la instancia federal con sede en Monterrey Nuevo León, para que revise y emita una resolución del caso.

Y mire que al 20 de julio de este año había por lo menos 17 municipios en litigio y esperando la resolución de los medios de impugnación y júrelo, que de esos, la mayor parte quedará inconforme y se ira a la instancia regional, lo cual deja mal parado el Tribunal Estatal Electoral, pero sobre todo obliga a la autoridad a resolver en los juzgados lo que la sociedad determino en las urnas.

La mayor parte de medios de impugnación corresponden a los municipios de Abasolo, Nuevo Laredo, Palmillas, Matamoros, Altamira y Tampico, hay casos en que existe un amplio margen de diferencia, pero los ex candidatos no se han quedado conformes y quieren agotar todas las instancias antes de declararse perdedores.

El buzón

Cambiar los nombres y o cambiar las siglas del PRI, de nada sirve si este partido continua con los mimos métodos fallidos y los mismos rostros que la gente ya no quiere ver, dice Enrique Diez Piñeiro, uno de los aspirantes a la dirigencia estatal de este instituto político y a quien le damos la razón.

Los grupos, dinosaurios y tribus que han secuestrado al PRI por muchos años, son los causantes de que ahora esté a punto de ser sepultado y más aún porque se aferran a las prerrogativas, las candidaturas y a los cargos, los mismos de siempre.

En el PRI, desde su interior destrozaron la democracia y ahora sufren las consecuencias y están obligados a escuchar a los electores, la militancia y sus simpatizantes o de los contrario se quedaran “chiflando en la loma”, por lo pronto, lo que el respetable pide, es que “Checo” se vaya y se lleve a Aida, pero ya, con todo y el equipo perdedor que aún se aferra al presupuesto tricolor.

Ojalá que entiendan y llegue un verdadero líder, no uno más que represente a un grupo o a los dinosaurios, como casi siempre sucede, ya se asoman por ahí algunos vividores del sistema, veremos…

Mi correo joseluis_Castillogtz@hotmail.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here