A Demian Bichir le asusta el terror

0
Visto 103 veces

El año pasado, el actor mexi­cano Demian Bichir viajó a Rumania para rodar junto a Taissa Farmiga la cinta de te­rror La monja, que pertenece al universo cinematográfico de la saga de El conjuro, que ha sido muy bien recibida a nivel mundial.

A casi un año de distancia, el actor, quien fue nominado al Premio Oscar en 2012 por su trabajo en A Better Life, vi­sitó la Ciudad de México y se trasladó al exconvento del Desierto de los Leones para aprovechar la locación y con­fesar que siempre le ha saca­do al género del terror.

“Lo único cercano al géne­ro del terror fue Alien (Alien: Covenant, 2017) dentro de las cosas que yo he hecho, pero nunca a este nivel. Son pelí­culas que no puedo ver por­que, de verdad, no me gusta pagar para que me asusten. Es una sensación muy incómo­da, pero hacerlas es otra cosa. No es lo mismo verlas que ha­cerlas, pero básicamente no tiene que ver con el género, sino con el producto en su to­talidad. Me pareció un guión muy bien escrito, muy sólido y además una historia que ocu­rre en los 50, una época que a mí me encanta, y con un per­sonaje que quería explorar de manera más profunda y fuer­te”, compartió en entrevista con Excélsior el actor Demian Bichir.

En La monja, cinta que se estrena este fin de semana en la cartelera de nuestro país, Bichir encarna al padre Burke, un religioso de gran prestigio en El Vaticano al quien sue­len enviar a distintos lugares y países para que investigue casos sobrenaturales. En esta ocasión, el religioso es envia­do junto a una novicia (Taissa Farmiga) a un convento ru­mano en el que se suicidó de manera muy extra­ña una joven monja.

“El otro cura que ya había hecho fue al padre Hidalgo (Miguel Hidalgo), que también es una especie de revolu­cionario, pero mu­cho más aterrizado, más terrenal, mientras que el padre Burke es una espe­cie de soldado perfectamen­te bien disciplinado que lucha contra sus propios demonios. Entonces, ésta ha sido una ex­periencia formidable inde­pendientemente del género”, acotó el mexicano de 55 años.

Taissa Farmiga, actriz de 24 años, quien se diera a co­nocer por su trabajo en la serie American Horror Story, fue elegida por el director Cory Harding y el productor del fil­me James Wan para personi­ficar a la hermana Irene, una joven mujer que está a punto de tomar los votos religiosos y quien es elegida por el Vatica­no para esta misión debido a las visiones que tiene.

“Para mí es una gran opor­tunidad el poder ser parte de un proyecto que tiene una gran base de fans. Es curio­so, pero cuando leí el guión y cuando pienso en audicio­nar para un proyecto o acep­tar una oferta, no pienso en ese todo, más bien me enfoco en algunas particularidades, como si me gusta el guión, el personaje o si me hace sentir algo, si me emociona. Aho­ra estamos aquí, en este gran convento, en México y es cuando me doy cuenta de la gran oportunidad que real­mente es La monja”, precisó Taissa Farmiga.

La actriz es hermana de la también actriz Vera Far­miga, quien curiosamente se consolidó en el género de te­rror al interpretar a la especialista en fenómenos para­normales Lorrai­ne Warren –quien existe en la vida real– en las dos cintas de El conju­ro, que a su vez es­tán conectadas con las películas de Anabelle y La monja.

“Es divertido, es agrada­ble porque ella (Vera) es mi familia. Tengo muchas cosas buenas qué decir de ella, pero también de James Wan (di­rector de las dos entregas de El conjuro y productor de La monja), de los demás produc­tores. Ha sido entrar a un am­biente muy cálido y agradable y como actriz es lindo sentirte arropado de esa manera”, co­mentó Farmiga.

El equipo de producción viajó a Rumania para filmar La monja en distintos casti­llos como el de Corvin o el de Bethlen bajo la dirección de Corin Hardy, quien se dio a conocer entre los fans del te­rror con The Hallow.

“Evidentemente experi­menté un cierto tipo de pre­sión al integrarme al universo de El conjuro; sin embargo, al mismo tiempo me sentí muy bien haciendo esta película porque es algo que amo hacer (dirigir), es algo que saboreo y tener la oportunidad fue algo increíble. Se sintió como un proceso muy orgánico y fue un gran honor contar esta his­toria”, expresó el director Co­rin Hardy.

Taissa Farmiga comen­tó que durante el rodaje tuvo pesadillas y se sintió inquieta.

“Soy muy susceptible ante ciertas cosas y es por eso que no me gusta ver películas de terror, porque es algo que su­fro. Creo que existe la posi­bilidad de que haya espíritus alrededor de nosotros, pero no me gustaría saber ni con­firmarlo. Estoy feliz viviendo en mi burbuja, pensando que no me van a cazar”, comentó con una risa nerviosa la actriz.

Ante la pregunta de qué puede esperar el público de La monja, Demian Bichir co­mentó: “Creo que la gente se va a divertir mucho, por su puesto se va a asustar. Quie­nes están esperando esta pelí­cula con ansias es un grupo de aficionados no sólo al géne­ro de terror, sino a esta fran­quicia en particular. Quiero decirles que no se van a de­cepcionar, seguramente reco­nocerán a uno de sus paisanos en la piel del padre Burke y es­pero que los podamos trans­portar a este tiempo en la historia y también a este lugar que es la zona de Transilva­nia. Creo que La monja tiene todos los elementos para que se les paren los pelos duran­te toda la película”, remató el mexicano.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here